Ir al contenido principal

EL ARTE DE TIRARSE PEDOS.

Ensayo físico-teórico y metódico de 1751. Pierre-Thomas-Nicolas Hurtaut lustrado por José María Lema. «[…] Es en el mundo social donde el pedo puede tener sus mejores desarrollos, ya sea para iniciar una conversación, para hacer callar a un contertulio fatigoso o como salida triunfal en una disputa dialéctica. Hay que ser claro: el pedo es un acto de afirmación existencial solo al alcance de aquellos que han conquistado su libertad más allá de los prejuicios sociales. […]» Extracto del prólogo de Antón Ventolín
. lustrado por José María Lema. «[…] Es en el mundo social donde el pedo puede tener sus mejores desarrollos, ya sea para iniciar una conversación, para hacer callar a un contertulio fatigoso o como salida triunfal en una disputa dialéctica. Hay que ser claro: el pedo es un acto de afirmación existencial solo al alcance de aquellos que han conquistado su libertad más allá de los prejuicios sociales. […]» Extracto del prólogo de Antón Ventolín.
 
El autor mostró especial interés en el estudio de este proceso fisiológico. Con rigor intelectual creó un tratado, calificado por muchos como «artístico», tal y como lo demuestran sus clasificaciones: pedos diptongos, semivocales, medianos, claros o aspirados, mudos o zullones, simulados e involuntarios, variaciones de la musicalidad del pedo, de su consistencia física, etc.
Pero, tal y como señala Antón Ventolín en el prólogo del libro, «la grandeza de este gran espíritu ventoso que fue Hurtaut reside precisamente en que no se contentó con una mera clasificación y abogó por el establecimiento de una práctica social, de una praxis en la que este libro tendría su verdadera culminación».
José María Lema asegura que este libro surgió de la colaboración con Julián Lacalle, uno de los primeros autoeditores que ha habido en Logroño. «El tema es complicado. Cuando me dijeron que era de pedos pensé ¡ostras, va a salir un libro pedorro! Había que ser muy cuidadoso para que saliera un libro divertido, sin caer en lo grosero, en lo chabacano. Al final creo que ha salido muy lindo, retomando el espíritu del libro de 1751, anterior a la Revolución Francesa. Es muy humorístico pero, al mismo tiempo, muy elegante. De alguna manera, el dibujo intentan mantener ese estilo».

El libro, publicado por Pepitas de Calabaza, descubre la cara más lúdica del Siglo de las Luces
Denostado desde el principio de los tiempos por nobles y plebeyos a causa de su abyecta naturaleza, el pedo se ha convertido en el gran maldito de la civilización occidental. Pocos autores se han atrevido a glorificar el pedo como se merece y devolverle al lugar de privilegio que ocupa en nuestras vidas. Uno de sus escasos defensores, un paladín de lo escatológico como expresión de lo sublime, fue el escritor francés Pierre-Thomas-Nicolas Hurtaut, cuyo ensayo sobre ‘El arte de tirarse pedos’ acaba de ver la luz en una edición ilustrada de la editorial Pepitas de Calabaza.
Imbuido por el inquieto espíritu ilustrado, este heterodoxo autor llevó su curiosidad enciclopédica a la disciplina de las ventosidades con el fin de acabar con la contradicción que suponía que semejante fenómeno de masas apenas hubiese recabado la atención de los doctos. Su original tratado, que publicó como anónimo en el año 1751, reparó esta injusticia resaltando las innumerables cualidades de un buen pedo, sobre todo, su capacidad ventral para romper barreras idiomáticas y convertirse de esta forma en un lenguaje universal, un esperanto fraternal, que une a las personas por encima de sus clases sociales.
La lectura de este ensayo, tan erudito como divertido, tan científico como humorístico, descubre la cara más lúdica del Siglo de las Luces, un siglo esencialmente racionalista pero sobre cuyo envés comenzó a arraigar también una visión irónica del mundo. Su prosa desmitificadora preludia el enfoque moderno de corrientes literarias posteriores, caracterizadas por su contenido crítico al dirigir su escalpelo contra la hipocresía de las buenas formas sociales y artísticas.
De intenso contenido visual, este estudio físico, teórico y metódico entra por los ojos gracias al trabajo del ilustrador riojano José María Lema, quien ha sabido captar con sus refinadas y elegantes imágenes, llenas de guiños contemporáneos, la complejidad de matices que exige el enigmático arte de peer. Este libro nada convencional, que pone fin a la marginación académica, literaria y social que ha venido sufriendo históricamente el proscrito pedo, se inscribe en la colección Funfunfito de la editorial Pepitas de Calabaza, una colección de libros ilustrados recomendados a lectores de 0 a 144 años.
 Referencias.
 http://www.lahaine.org/est_espanol.php/el-arte-de-tirarse-pedoshttp:/
/www.elcorreo.com/alava/20091012/rioja/arte-tirarse-pedos-20091012.html


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA HOMOSEXUALIDAD EN EL ANTIGUO PERU

Durante el descubrimiento de América, los colonizadores encontraron en estas tierras una gran diversidad de prácticas sexuales, desarrollándose todas en un ambiente de respeto y dignidad, pues los modelos de tradición histórica existentes en estas sociedades, no condenaban al individuo que nacía en su seno a un tipo de conducta única. Las crónicas escritas entre los siglos XV, XVI y XVII, dan fe de la presencia en suelo americano de todas las variantes de la homosexualidad, sin que estas fueran vistas con algún desprecio o repulsión.



En Centroamérica y las islas del Caribe, los homosexuales eran considerados como mágicos, dotados de poderes sobrenaturales y su cercanía era augurio de buena suerte, el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo nos cuenta, que fue testigo de como en busca de protección y ayuda divina los pobladores ;traían por joyel un hombre sobre otro en aquel acto de Sodoma, hecho de oro de relieve



Durante la acción evangelizadora de fray Bartolomé de las Casas en México, es…

HISTORIA DE LA SARNA

La historia del descubrimiento de la etiología de la escabiosis es fascinante y, a la vez, motivo de controversia.

Actualmente no tenemos duda de que la sarna es una dermatosis contagiosa, producida por un ácaro blanquecino, semiesférico, poseedor de 4 pares de patas, cuya morfología es muy parecida a la de otras variedades productoras de las sarnas animales: Sarcoptes scabiei var hominis. La sarna humana se diagnostica por un síntoma (el prurito) y por una lesión (el túnel o galería) que son característicos. Sarcoptes scabiei hominis (del griego sárx, carne, y kopto, yo corto) es el diminuto y voraz animalejo que se dedica a excavar galerías en la piel del ser humano afectado.

Hay que dejar claro que Sarcoptes scabiei no es un insecto. Los insectos tienen 6 patas, antenas y un cuerpo dividido en 3 partes, y la implantación de miembros es torácica, mientras el ácaro de la sarna tiene una cabeza, un cuerpo con forma de tortuga y apéndices que le son útiles para sobrevivir.

Aunque se cu…

LIPOVETSKY: UNA TEORÍA HUMORÍSTICA DE LA SOCIEDAD POSTMODERNA

Sintesis del artìculo pùblicado en Tebeosfera por Alejandro Romero.
http://www.tebeosfera.com//Documento/Articulo/Humor/Lipovetsky/sociedad_postmoderna.htm

«... no sólo nadie se reiría viendo quemar gatos como era normal en el siglo XVI por las fiestas de San Juan, sino que ni siquiera los niños encuentran divertido martirizar a los animales, como hacían en todas las civilizaciones anteriores.»
LIPOVETSKY
La era del vacío
La sociedad humorística
Desde el principio, Lipovetsky afirma, con ese entusiasmo monocromo que embarga a todos los que alguna vez han creído encontrar una clave esencial para comprender el mundo, que la sociedad contemporánea puede ser definida como fundamentalmente humorística, que el humor es un componente de máxima importancia en dicha sociedad:

«... el fenómeno no puede circunscribirse ya a la producción expresa de los signos humorísticos, aunque sea al nivel de una producción de masa; el fenómeno designa simultáneamente el devenir ineluctable de todos nuestros sign…