Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

CRISTOBAL COLON ERA JUDIO.

Cesar Arel Rojas PUBLICADO.
Durante demasiado tiempo, los estudiosos hicieron caso omiso una gran pasión de Colón: la búsqueda de liberar a Jerusalem de los musulmanes.

Durante la vida de Colón, los judíos se convirtieron en el blanco de la persecución religiosa fanática. El 31 de marzo de 1492, el rey Fernando y la reina Isabel proclamaron que todos los judíos iban a ser expulsados de España. 
La orden fue especialmente dirigida a los 800 mil judíos que nunca se habían convertido, y les dio cuatro meses para hacer los equipajes e irse.
Los judíos que se vieron obligados a renunciar al judaísmo y abrazar el catolicismo eran conocidos como "conversos”. También hubo quienes fingieron la conversión, practicando el catolicismo hacia el exterior, mientras que secretamente practicando el judaísmo.
Decenas de miles de ellos fueron torturados por la Inquisición española. Se vieron presionados a dar los nombres de sus amigos y miembros de la familia, quienes desfilaron frente a una multitud ata…

VIDA Y MILAGROS DE LA MIERDA.

Publicado por Jhosep Lapidario.

La mierda nos rodea. No se desliza solamente por nuestros intestinos, también fluye en gigantescos ríos subterráneos bajo nuestros pies: en Madrid se generan diariamente unas ochocientas toneladas de excrementos. A pesar de los esfuerzos por ocultarla y negarla, como si fuera un pariente pobre del que nos avergonzamos, la mierda aparece de improviso en las tartas de IKEA, en paseos por el campo o en los museos. La mierda causa un rechazo que parece instintivo, pero stercus cuique suum bene olet (la mierda propia huele bien), y a los niños pequeños no les molesta su excremento. Las heces son el gran igualador que nos recuerda constantemente nuestra animalidad sea cual sea nuestra condición social: «de cagar nadie se escapa / caga el rey, caga el papa / caga el buey, caga la vaca, / y hasta la señorita más guapa / hace bolitas de caca»… De nosotros depende aprovechar al máximo nuestros diarios interludios cloacales. Aquí va mi granito de are…