Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

HISTORIA DE LA MIERDA

LA MIERDA SIENTA CATEDRA


De la mierda no se habla. Pero ningún objeto, ni siquiera el sexo, ha dado tanto que hablar, y esto ha ocurrido siempre». La cita es del psicoanalista francés Dominique Laporte. Lo escribió en su Historia de la mierda, publicada en 1978, pero 27 años después sigue vigente. De la mierda no se habla, pero la mierda sigue dando que hablar. En los urinarios, en los foros de Internet y en las aulas magnas. Durante cinco días, 12 catedráticos españoles se han juntado en la Universidad de Huelva para discutir sobre lo excrementicio bajo el lema Historia de la mierda: cultura y transgresión. Medio millar de alumnos se han interesado por el curso. Los efluvios han llegado allende los mares y un periódico italiano y una emisora de radio latinoamericana han informado de él. No, de la mierda no se habla, pero la mierda sigue dando que hablar. No deja de tener su lógica que algo tan cotidiano (2.900 millones de rollos de papel higiénico al año en España) haya impregnado …

EL MITO DEL ANDROGINO.

Este mito aparece en el Banquete de Platón , concretamente en el Discurso de Aristófanes.

Aristófanes señala que hablará de un modo diferente a como lo han hecho anteriormente Pausanias y Erixímaco. Aunque sea cómico, oculta pensamientos profundos. Cree que los hombres han ignorado la gran fuerza que desprende el Amor, ya que si no le hubieran elevado Templos y Altares para rendirle sacrificios. Nos define al amor como a un íntimo anhelo de restitución de una plenitud perdida, de reencuentro con un total. Uno mismo con el ser amado. Aristófanes nos narra una antigua leyenda sobre Efialtes y Oto, hijos de tesalio Aloeo, que encadenaron a Ares e intentaron escalar el cielo para derrocar a Zeus (Homero).
Expone que, en la antigüedad, la humanidad se dividía en tres géneros, el masculino, el femenino, y el andrógino (del griego Andros-Hombre y Gino-Mujer). Los seres que pertenecían a esta última clase eran redondos, con cuatro brazos, cuatro piernas, dos caras en la cabeza y, por supu…

LA BELLEZA YA NO ES LO QUE ERA

El gesto vanguardista de Marcel Duchamp, al exponer un mingitorio como obra de arte, asestó un golpe mortal al anhelo de belleza que la humanidad creía implícito en toda expresión artística. Desacreditada, ridiculizada como ideal burgués o decadente, la belleza se tomó venganza invadiéndolo todo: la moda, la publicidad, el diseño y cada rincón de la vida cotidiana. Como dice Umberto Eco en su reciente "Historia de la belleza", nuestra época se rindió "a la orgía de la tolerancia, al imparable politeísmo de la belleza". ¿Es posible aún hallar un criterio sobre qué es lo bello y lo feo en el arte?
Una historia de la belleza se puede transformar con mucha facilidad en una historia del mundo, sin que ello implique, por supuesto, que ni ese mundo ni esa historia hayan sido especialmente bellos. Más bien significa que a lo largo de épocas, y de muy distinta manera en cada una, la belleza ha sido un propósito persistente y un anhelo profundo. Desde la decoración del hoga…

DIAMANTES HUMANOS


 En este planeta todo es posible, todo puede negociarse, hasta el cuerpo físico de ua persona . Apelando a las nuevas tecnologías y a la necesidad de perpetuidad  el càdaver de una persona puede convertirse convirtiéndolo en  un diamante artificial .

 Algunas páginas en Internet, así como noticias que datan del año 2008, exhibían un diamante hecho con cenizas humanas como una forma original de conservar por largo tiempo un recuerdo de los seres queridos fallecidos. Proceso Físico−Químico Se extrae el carbono que contiene las cenizas y se transforma en un diamante certificado por el Instituto Gemológico Suizo. Esta transformación es posible gracias a que el cuerpo humano contiene un alto porcentaje de carbono, que se transforma según su estructura molecular en grafito y diamante. A muy altas presiones, el carbono adopta la forma de la joya más preciada del mundo. El proceso dura unas cinco o seis semanas, algo que en condiciones naturales llevaría años.
Los familiares pueden escog…