viernes, 10 de febrero de 2012

LA INQUISICIÓN EN LA IGLESIA PROTESTANTE

“El fanatismo, es solo Fe sin amor.”


 Carlos Paz Ríos .

Los protestantes no se distinguieron por ser los campeones de la “libertad de opinión” … ellos que clamaban por libertad religiosa en los países católicos en sus territorios la primera medida que tomaban era la suspensión total de la Misa y el obligar a los ciudadanos por ley a asistir obligatoriamente a los cultos reformados, la destrucción de Iglesias católicas, de imágenes junto al asesinato de Obispos, Sacerdotes y religiosas marcaron estos territorios tanto o más que lo que ocurría en su contraparte católica.


Se recuerda la masacre de los monjes de la Abadía de San Bernardo de Bremen que fueron asesinadas, desolladas y se les hecho sal en la carne viva siendo después colgados del campanario por turbas protestantes en el siglo XVI.

El ahorcamiento de seis monjes cartujos y del Obispo de Rochester en la Inglaterra Protestante en 1535.

La quema de miles de católicos y anabaptistas por Enrique VIII en el siglo XVI siendo su hija católica María la que heredó el título de “María la sanguinaria”

La quema en la hoguera de Juan Server, el descubridor de la circulación de la sangre, en Ginebra por orden de Calvino,

Cuando Enrique VIII comenzó la persecución católica en Irlanda existían mas de 1,000 monjes Dominicos, de los cuales solo DOS sobrevivieron la persecución.

En la época de la protestante Isabel alrededor de 800 católicos eran asesinados por año.

El historiador protestante Henry Hallam dice “la tortura y la ejecución de los Jesuitas en el reinado de Isabel Tudor fue caracterizado por el salvajismo y el prejuicio”

Un acto del Parlamento Inglés decretó en 1652 que “cada sacerdote romano debe ser colgado, decapitado y desmembrado y después quemado y sus cabezas expuestas en un poste en lugar público”

En la Alemania Luterana los Anabaptistas era cosidos en sacos y echados en ríos.

En la Escocia Presbiteriana de Juan Knox en un periodo de seis años se quemaron más de 1000 mujeres acusadas de hechicería.

En las ciudades tomadas por el Protestantismos, los católicos tenian que abandonarlas dejando en ellas todas sus posesiones o convertirse al Protestantismo, si se les descubría celebrando la misa eran castigados con la muerte.

Es un mito que la táctica de la tortura fue un arma católica de la Inquisición. Janssen un escritor de esta época cita a un testigo el cual dice “el teólogo protestante Meyfart describe la tortura que el personalmente presenció...: Un español y un Italiano fueron los que sufrieron esta bestialidad y brutalidad. En los países católicos no se condena a un asesino, a un incestuoso o a un adúltero a mas de una hora de tortura, pero en Alemania la tortura se mantiene por todo un día y una noche y hasta por dos días…..algunas veces hasta por cuatro días después de los cuales se comienza de nuevo…es una historia exacta y horrible que no pude presenciar sin aún estremecerme”

En Aubsburg el 18 de enero de 1537 el consejo municipal publicó un decreto donde se prohibía el culto católico y se les daba 8 días para que los católicos abandonaran la ciudad, pasado ese término se envió a los soldados a perseguir a los que no aceptaron la nueva fe; se tomaron las Iglesias y monasterios se destruyeron las estatuas y los altares. Frankfor emitió una ley parecida y la total suspensión del culto católico se extendió a todos los estados alemanes y después se tacha a la Iglesia Católica de intransigente!

En 1530 en sus comentarios al Salmo 80 Lutero aconsejaba a los gobiernos que aplicaran la pena de muerte a todos los herejes.

En el distrito de Thorgau (Suiza) un misionero Zuingliano al frente de una turba protestante saqueó, masacró y destruyó el monasterio local. El mismo Erasmo se aterró de ver a piadosos fieles excitados por sus predicadores protestantes “salir de la Iglesia como posesos con la ira y la rabia pintadas en el rostro, como guerreros animados por un general” . El mismo Erasmo le comenta en una carta a Pirkheimer lo siguiente “Los herreros y obreros quitaron las pinturas de las Iglesias y lanzaron tales insultos a las imágenes de los santos y al mismo crucifijo que es harto sorprendente que no hubiese un milagro. No quedó ni una estatua en Iglesias ni monasterios... todo lo que podía arder fue arrojado al fuego y el resto reducido a fragmentos, nada se salvó”

En la Zurich Protestante se ordenó quitar todas las imágenes religiosas, reliquias y adornos de las Iglesias y hasta el órgano fue desterrado, la catedral quedó desnuda como lo está hasta hoy. A los católicos se les inhabilitó para ocupar cargos públicos, la asistencia a Misa se castigaba con una multa la primera vez y penas mas severas a los reincidentes,.

En Leiphein el 4 de Abril de 1525 3000 campesinos guiados por un ex sacerdote tomaron la ciudad, saquearon la Iglesia, asesinaron católicos e hicieron sacrilegios en el altar con profanación de los sacramentos.

Para dar una idea de la mentalidad de los hombres y mujeres de estos siglos incomprensibles para nosotros, entre tantos casos escojo el castigo de los hermanos D’aumaile amantes de las nueras de Felipe el Hermoso (Rey Francés). Estos jóvenes de 17 y 19 años después de torturas increíbles fueron atados a la rueda se les arrancó la piel con tenazas, se le cortaron los testículos y se descuartizaron por tracción de cuatro caballos y finalmente se les decapitó. Lo más terrible es que desde cuatro días antes miles de ciudadanos de todas las clases acamparon en los alrededores para ver el espectáculo y según los cronistas de la época el ambiente “era de feria”, esta conducta reprobable para nosotros era lo común en esos momentos y la nuestra será juzgada igual dentro de tres o cuatro siglos.

Mucho se podría seguir hablando, pero esta muestra basta demostrar que la Reforma Protestante no fue pacifista, ni los reformadores víctimas inocentes, la intolerancia y la violencia primaron en sus vidas .

Referencias Electronicas.


No hay comentarios: