Ir al contenido principal

Ismael Sharifian,el hombre que procreo ochocientos hijos

Dos  matematicos austriacos ganarón el IG Nobel o antinobel de la Universidad de Harbard al probar mediante el análisis estadístico que Mulay Ismail realmente pudo haber engendrado 888 hijos con sus cuatro esposas y un harén de otras 500 mujeres entre los años 1697 y1727
Conozcamos un poco la historia de Mulay Ismail .

el sultán Mulay Ismaíl de Marruecos, apodado “el Sangriento”, sostiene el récord Guinness de ser el hombre que más hijos ha procreado, pues según los archivos de la época, Ismaíl habría sido padre de 888 descendientes.
Ismaíl también tuvo el reinado más largo en la historia de Marruecos, entre 1672 y 1727, por un periodo de 32 años. Mientras no hacía alguna brutal campaña militar para domeñar a las tribus rebeldes (se cree que asesinó más de 30 mil personas, sin contar a los caídos en las largas batallas tribales), Ismaíl volvía a su palacio y se dedicaba a procrear hijos con alguna de sus cuatro esposas y 500 concubinas. Se dice también que Ismaíl era Sharifian —esto es, descendiente directo de Mahoma, fundador del Islam.
La historia de la excepcional progenie del sultán Ismaíl fue recogida por el diplomático francés Dominique Busnot, quien visitó Marruecos en frecuentes ocasiones durante el mandato de Ismaíl, asegurando en sus memorias que el sultán de hecho pudo haber tenido hasta 1,171 hijos. Esta declaración data de 1704, fecha en que Ismaíl contaba 57 años y había regido el país con mano de hierro durante más de tres décadas.
Pero más que una curiosidad histórica, los científicos modernos se preguntan si es posible que un sólo hombre pueda fecundar de forma tan prolífica a un considerable número de mujeres. Elisabeth Oberzaucher, antropóloga de la Universidad de Viena, no sólo cree que es posible, sino que realizó una simulación computarizada para saber con qué frecuencia habría tenido que tener relaciones sexuales el sultán para fecundar a alguna de sus múltiples compañeras; algunos modelos matemáticos tomaron en cuenta la sincronización del periodo menstrual de las mujeres del harem, mientras otros asumieron que no estaban sincronizados.
Las simulaciones sugieren que Ismaíl debió tener relaciones sexuales entre 0.83 y 1.43 veces por día, durante 32 años, para ser padre de 1,171 hijos. Pero tal vez lo más increíble —y lo que cambia el foco de atención de la historia— es que, aunque el sultán tuviera un esperma de excelente calidad, no hubiera sido necesario un ejército de mujeres para dar a luz a semejante cantidad de hijos: según Oberzaucher y su equipo, hubiera bastado un harem de entre 65 y 110 mujeres.
Entre la leyenda y la ciencia, probablemente la población marroquí sea la que puede trazar con mayor certeza su árbol genealógico, remontándolo hasta un sultán sediento de sangre y sexo, que reinó en aquellas tierras hace más de tres siglos.
 http://www.culturamas.es/blog/2014/03/19/mulay-ismail-el-padre-de-mas-de-1000-hijos/

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA HOMOSEXUALIDAD EN EL ANTIGUO PERU

Durante el descubrimiento de América, los colonizadores encontraron en estas tierras una gran diversidad de prácticas sexuales, desarrollándose todas en un ambiente de respeto y dignidad, pues los modelos de tradición histórica existentes en estas sociedades, no condenaban al individuo que nacía en su seno a un tipo de conducta única. Las crónicas escritas entre los siglos XV, XVI y XVII, dan fe de la presencia en suelo americano de todas las variantes de la homosexualidad, sin que estas fueran vistas con algún desprecio o repulsión.



En Centroamérica y las islas del Caribe, los homosexuales eran considerados como mágicos, dotados de poderes sobrenaturales y su cercanía era augurio de buena suerte, el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo nos cuenta, que fue testigo de como en busca de protección y ayuda divina los pobladores ;traían por joyel un hombre sobre otro en aquel acto de Sodoma, hecho de oro de relieve



Durante la acción evangelizadora de fray Bartolomé de las Casas en México, es…

HISTORIA DE LA SARNA

La historia del descubrimiento de la etiología de la escabiosis es fascinante y, a la vez, motivo de controversia.

Actualmente no tenemos duda de que la sarna es una dermatosis contagiosa, producida por un ácaro blanquecino, semiesférico, poseedor de 4 pares de patas, cuya morfología es muy parecida a la de otras variedades productoras de las sarnas animales: Sarcoptes scabiei var hominis. La sarna humana se diagnostica por un síntoma (el prurito) y por una lesión (el túnel o galería) que son característicos. Sarcoptes scabiei hominis (del griego sárx, carne, y kopto, yo corto) es el diminuto y voraz animalejo que se dedica a excavar galerías en la piel del ser humano afectado.

Hay que dejar claro que Sarcoptes scabiei no es un insecto. Los insectos tienen 6 patas, antenas y un cuerpo dividido en 3 partes, y la implantación de miembros es torácica, mientras el ácaro de la sarna tiene una cabeza, un cuerpo con forma de tortuga y apéndices que le son útiles para sobrevivir.

Aunque se cu…

LIPOVETSKY: UNA TEORÍA HUMORÍSTICA DE LA SOCIEDAD POSTMODERNA

Sintesis del artìculo pùblicado en Tebeosfera por Alejandro Romero.
http://www.tebeosfera.com//Documento/Articulo/Humor/Lipovetsky/sociedad_postmoderna.htm

«... no sólo nadie se reiría viendo quemar gatos como era normal en el siglo XVI por las fiestas de San Juan, sino que ni siquiera los niños encuentran divertido martirizar a los animales, como hacían en todas las civilizaciones anteriores.»
LIPOVETSKY
La era del vacío
La sociedad humorística
Desde el principio, Lipovetsky afirma, con ese entusiasmo monocromo que embarga a todos los que alguna vez han creído encontrar una clave esencial para comprender el mundo, que la sociedad contemporánea puede ser definida como fundamentalmente humorística, que el humor es un componente de máxima importancia en dicha sociedad:

«... el fenómeno no puede circunscribirse ya a la producción expresa de los signos humorísticos, aunque sea al nivel de una producción de masa; el fenómeno designa simultáneamente el devenir ineluctable de todos nuestros sign…