miércoles, 3 de marzo de 2010

Me quedé en el Perú porque quería desorden en mi vida”


Autor: Gonzalo Pajares C.

Peter Schneider es un personaje. Durante los 27 años que vive en nuestro país ha sido DJ, chamán, cazafantasmas, productor musical y más. Amigo de los Black Sabbath, acaba de lanzar a la televisión Top Latino, uno de sus 'productos’ más exitosos. Conozca algunas de sus aventuras.



"Al Perú llegué en el 83, era medianoche y no sabía español. Tomé un taxi y este se pasó varias luces rojas. Estaba con mi hermano y él me dijo: 'Acá, esto es normal. Si uno para, viene un auto detrás y te choca’. Yo me dije: 'Este país me gusta’" (risas). Peter Schneider, Pete The Beat –rockero, DJ, chamán, ufólogo, cazafantasmas, productor musical, empresario y más–, nos habla de su primer encuentro con nuestro país.

¿Por qué le gustó ese desorden?
Porque Suiza es lo opuesto, todo está controlado, y yo quería un poco de desorden en mi vida.

Usted venía de África…
Sí. Allí me dedicaba a la compra y venta de lana, actividad que también vine a hacer al Perú. En África estudié el vudú, visité varios pueblos de brujos –allí, uno me contó toda mi vida sin conocerme, una cosa increíble– y hasta fui embrujado. Los brujos africanos son los mejores del mundo. Por ello, me introduje en el mundo del chamanismo, tomé ayahuasca, comprobé que aquí se sabía mucho del tema, que existen grandes chamanes –yo conozco a los de la selva–, y decidí quedarme.

¿Por qué fue embrujado?
Por el éxito de mi empresa de lana. Les daba trabajo a unos 480 africanos, y los políticos de Lesotho tuvieron envidia. Quisieron quitarme la empresa y, como no pudieron hacerlo por la vía legal, me hicieron magia negra… pero tampoco les funcionó.

¿Es cierto que conoció a Bob Marley?
Él tocó en Inglaterra y, como era fanático del fútbol, le organizaron un partido al que yo asistí. Por entonces, estaba casado con una mulata africana de Lesotho, y esta era amiga de algunos músicos de la banda de Marley. Así lo conocí. Luego, en Jamaica, me contacté con sus hijos y los convencí de que vinieran a tocar al Perú.

¿Ha tocado con los Black Sabbath?
Sí, en Suiza. Eran principios de los 70 y la banda recién comenzaba. Fue a tocar durante tres meses a unos bares de Zúrich, donde yo vivía. Subí al escenario y toqué con ellos la batería un par de minutos… después, me botaron (risas). Lo acepto, no era lo suficientemente bueno. Sin embargo, nos hicimos amigos, salíamos juntos. Ellos provenían de barrios obreros de Inglaterra y solo querían mujeres, algunas cervezas y un poco de marihuana.

¿Usted compartía sus vicios?
No, porque yo era su chofer (ríe). En Suiza son muy estrictos y, si me encontraban con alguna cerveza encima o con marihuana, iba a ser sancionado.

Y, en el Perú, con la laxitud de sus normas, ¿sí probó estas sustancias?
No, porque es ilegal. Yo soy respetuoso de las leyes. Ayahuasca he probado tres veces, para ver si funcionaba… y sí funciona. Además, es parte de la tradición peruana, es legal y es una fantástica experiencia.

¿Es cierto que estuvo en el concierto que dio origen a Smoke on the Water, de Deep Purple?
Claro, fue en Montreaux, Ginebra, y ese día se presentaba Frank Zappa, un rockero fantástico. Los Deep Purple estaban entre el público. Hubo un incendio terrible y estuve a punto de morir. En una de las ceremonias de ayahuasca viajé en el tiempo y reviví, segundo por segundo, el incendio. Fui increíble y allí comprobé el poder del ayahuasca.

Radio Reggae, su programa de Doble 9, se escucha en más de 100 radios de todo el mundo…
Así es. Es increíble. Y todo empezó en África, que fue donde escuché por primera vez a Marley. Hoy me llega música de Brasil, de Nueva Zelanda, de África… de todo el mundo, y toda se transmite en mi programa. Yo lo grabo acá, en mi estudio limeño, y luego lo distribuimos gratis a 103 radios FM de más de diez países.

¿Gratis? ¿Cómo así?
Es que también produzco, con mi socio, Top Latino, un programa que se escucha, por radio e Internet, en toda América Latina y que hace un ranking de lo más escuchado en nuestros países. Lo maravilloso de este continente es que habla el mismo idioma, lo que significa una gran oportunidad de comunicación y de negocios. Acabamos de estrenar su versión televisiva en Panamericana. El ranking se publica todos los meses en revistas como Rolling Stone. Gracias a este soporte, podemos ofrecer a nuestros clientes de Top Latino –que sí es pagado– el espacio Radio Reggae.

No hay comentarios: