miércoles, 29 de septiembre de 2010

PRIAPO EL MARIDO SUPLENTE EN LA ANTIGUAA ROMA




EL DIOS PRIAPO



En la antigua Roma, los recién casados en la noche de bodas, no sólo dedicaban la noche a dormir para descansar después del convite, sino a consumar el matrimonio. Pero no siempre era así, en muchas ocasiones la esposa veía como su marido era incapaz de "desflorar su rosa".

En esos casos, ella no cerraba la noche sin coito, negándose a dormir sin consumarlo. Para ello utilizaba una imagen de madera del dios Priapo.
Y porque este Dios y no otro? A Priapo - dios de la fecundidad - se le representaba sentando, o no, dejando mostrar su enorme falo. Erecto por supuesto.
La utilización de este "consolador" divino no queda claro como hacía sentir al marido.

No hay comentarios: